En esta ocasión, el alemán Markus Hofmann, el fotógrafo oficial de BMW, ha intentado retratar el lado más oscuro, siniestro y sexy de la superdeportiva de la marca bávara, la